Inuktituuliqtauvalliajut suli. Inukitut syllabics translation of this site is a work in progress.

Nuestro recorrido

David Ertel's picture

ᑕᕐᕆᔭᒐᒃᓴᓗᒃᑕᑦ :

“Nadie va a querer creernos, porque nuestro desastre es el desastre de la civilización entera en el mundo” - Ignacy Schipper escribiendo para Majdanek

“No consideramos como iguales a los animales: los hemos hecho nuestros esclavos” - Charles Darwin

* * *

En el 2002 con la película premiada de Atanarjuat: el corredor veloz, la realidad Inuit se llevó a la pantalla grande con una historia ancestral de amor, asesinato, venganza y perdón. Este tipo de cine fue denominado como “cine de las primeras naciones del s. XXI” (en Canadá se denominan “Primeras Naciones” a las comunidades indígenas). El punto de vista Inuit que refleja la película, esa nueva perspectiva hacia las condiciones humanas , inspiró al público. Pero después de los miles de años que han pasado desde que Atanarjuat huyó de sus enemigos, ¿dónde terminó Atanarjuat?

En Los Diarios de Knud Rasmussen los creadores de Atanarjuat: el corredor veloz, representan desde una perspectiva Inuit la conversión al cristianismo en 1992 del chamán Avva -el ultimo chamán de Igloolik- y de su familia. Los tiempos han cambiado, y el corredor veloz ha terminado en la Iglesia.

La pérdida de fe es desconcertante para los Inuits, para las cuales la supervivencia está basada en el delicado equilibrio entre lo humano, lo animal, y el espíritu de las almas. Los Diarios expone, a través de la manera Inuit de contar historias, la importancia y profundidad de la pérdida del sistema de confianza y el impacto catastrófico que esto tuvo en el estilo de vida familiar tan rico y sensual que dependía de dicho sistema. Los Diarios expone por un lado la disparidad cósmica entre los indígenas y la memoria cultural europea; y, por otro lado, la historia de un pasado compartido. Como en Atanarjuat: el corredor veloz, la película Los Diarios presenta otra perspectiva de las condiciones humanas, pero ahora más relacionado con los conflictos actuales no resueltos .

En el mundo actual, el público de los indígenas y el de los no-indígenas, se enfrentan a una división creada por siglos a través de humillantes estereotipos. En esta película los indígenas Piensan: una identidad cultural raramente mostrada en los medios de comunicación. Viendo a los Inuits innegablemente como seres sensibles, la película los Diarios pone en movimiento una oportunidad para reconocer y sanar la relación entre dos tipos de público de una manera no violenta. Ambos públicos quedan sorprendidos e inquietados al encontrar que existe un mundo compartido.

Abrir el Festival Internacional de Cine en Toronto en el idioma y la voz de los colonizados, hizo de la película Los Diarios un orgullo nacional que hizo historia: fue la primer película invitada a mostrar el rico sistema de creencias indígenas ante un público particular, el de la apertura del festival más poderoso y privilegiado en Canadá. La dualidad de este evento continúa con la distribución en 35mm en los cines de las grandes ciudades; y, por otro lado, con la distribución en Alta Definición a las comunidades indígenas aisladas del norte.

 

La palabra Isuma en Inuit significa “tener un pensamiento”. Igloolik Isuma Productions, la productora de cine, es una productora de pensamiento. Las oficinas centrales en Igloolik tienen un letrero arriba de la puerta que da la bienvenida en Inuktitut a los visitantes y a los que pasan en frente, que dice: ISUMA. ¡Piensa! ¿Por qué es importante si la película de Los Diarios comprueba que los Inuits habían Isuma (pensado) mucho antes de que fueran “civilizados”? ¿Por qué no dejar atrás las pasadas injusticias ante las cuales nadie puede hacer nada ahora y seguir con el presente en donde la justicia ahora gobierna?

De hecho, a través de recuperar el pasado con claridad, Los Diarios habla acerca del presente. Mucha de la riqueza actual del Nuevo Mundo fue tomada de las poblaciones indígenas, las cuales actualmente, bajo cualquier criterio, son las poblaciones marginadas de estos países. Si el Inuit de Atanarjuat: el corredor veloz, terminó en la Iglesia en 1922, el Inuit de Los Diarios terminó en las notas de los periódicos de hoy en día, viviendo en barrios del tercer mundo dispersados por los países más ricos del primer mundo.

Culturas diferentes, memorias diferentes, cuentan diferentes historias. Retomamos el pasado no para cambiar el pasado, sino para cambiar el ahora. Para dejar de hacerlo de nuevo y evitar que nuestro presente se convierta en un penoso pasado para las futuras generaciones. 500 años de historia en el Nuevo Mundo han sido formados por policías que separan a las personas indígenas de su propia memoria cultural: criminalizando a sus líderes por llevar a cabo sus tradicionales; congregando a los niños indígenas en escuelas residenciales donde la pedofilia y el abuso han destruido su identidad, idioma y auto-respeto; cristianizando religiones ancestrales a través de demonizar los mitos, tabúes y las profundas creencias espirituales; y, afianzando estereotipos humillantes en cultura popular que persiste hasta hoy día. Equipos de deporte todavía utilizan nombres como Washington Redskins (Pieles Rojas de Washington), Atlanta Braves (Guerrero de tribu india de Atlanta) y Edmonton Eskimo (“Esquimales de Edmonton” término peyorativo que se refiere a los Inuits, significa comedores de carne cruda), cuando nombres como Boston Blackfaces (Caras Negras de Boston) o Kansas City Kikes (Pinches Judíos de Kansas) serían impensables en la sociedad civil contemporánea.

En el intento de los colonos europeos de poseer tierras ricas en recursos naturales, concebir a las personas que vivían ahí primero como primitivos, no pensantes, y no necesariamente tan humanos, fue una necesidad y una vanidad natural. Sin memoria histórica, sofisticación espiritual o derechos legales, y sin ninguna perspectiva del mundo valiosa para el futuro moderno. Sino es así, ¿de qué otra forma pudieron los pioneros decentes que iban a la Iglesia pasar por alto esto, sin ningún tipo de culpa? Si no era creyendo que los indígenas no pensaban realmente como seres humanos.”

Incluso hoy en día las leyes, la educación, la religión y los medios, continúan borrando la memoria viva de la historia de la cultura indígena. ¿Qué acaso se encontraban vacíos los terrenos (terra nullius), lo cual a los ojos de los europeos justificaba el establecimiento de colonos sin compensación? ¿O en realidad estaban repletos, como nuevos descubrimientos ahora apuntan? Más de 100 millones de personas en el Nuevo Mundo antes de Cristóbal Colón ¿Eran acaso salvajes los indígenas? Tal y como los retrata John Wayne en su sangrienta película “Indians in The Searchers” ¿Eran acaso de mentalidad simple? Como se muestra en la película tan aplaudida de Robert Flaherty “Nanook of the North” ¿O acaso eran sofisticados? Como demuestra la Constitución de la Confederación Iroquois, misma que precedió por dos siglos a la Constitución de los Estados Unidos. Las respuestas a estas preguntas esenciales – sobre la civilización y el poder de la mente – dependen de quién está contando la historia y quién la está escuchando.

 

Los Diarios de Knud Rasmussen es una película contemporánea del pensamiento contemporáneo. Reta a los diversos públicos a que vayan más allá de los estereotipos de negación, rencor y culpa; y, que vayan sanando a través de ver la misma película desde un lugar diferente pensando en el otro público que también la está viendo.

Como sucede con la tensión, el acto de sanar tiene dos caras. La inteligencia, sofisticación cultural y, el conocido y universal drama familiar de Avva, obliga a los espectadores a experimentar el mito colonial de una nueva manera. Al mismo tiempo, los espectadores indígenas ven, a través de la completa humanidad de los personajes de Los Diarios, una nueva dignidad de sus propios tatarabuelos y el respeto a la memoria cultural perdida que muchos todavía tienen esperanza en recuperar.

La llegada de la distribución en Alta Definición trae nuevas respuestas a la cuestión de quién tiene acceso a las películas y quién no. El bajo costo de la proyección en Alta Definición hace posible llevar el cine a las comunidades aisladas que están fuera de la red del cine de 35mm. Llevar la película de Los Diarios a las comunidades aisladas en donde todavía el 80% son indígenas, es utilizar la tecnología de la Alta Definición de una manera significativa, una tecnología humana que abre un discurso sanador en una historia problemática.

Los Diarios es tecnología contemporánea de Alta Definición, enfocada en el contenido más que en la técnica. Juntos, Zacharias Kunuk y Norman Cohn, combinan seis décadas de experiencia en el uso de la tecnología digital (por ejemplo el video). Utilizan la claridad de la Alta Definición para intensificar la autenticidad y realidad de los personajes de la película, dentro de los cuales se cuenta al propio tatarabuelo de Kunuk, así como a muchos otros familiares de los miembros del equipo de filmación. El actor principal Pakak Inukshuk, representado al chaman Avva, cuenta la historia de su vida y sus creencias espirituales utilizando las propias palabras de Avva de 1922, que ya entonces eran prohibidas por los misioneros por ser portadoras del pecado, pero que conocemos a través de los Diarios reales de Knud Rasmussen, palabras que nunca más fueron utilizadas o pronunciadas por los Inuits sino hasta ahora.

Los Diarios de Knud Rasmussen recupera la propia palabra del chamán, y la lleva por 85 años de silencio de su cultura, al público Inuit contemporáneo y otros públicos, dando al título de la película una nueva urgencia. Estos SON los Diarios de Knud Rasmussen que, después de todo, reflejan un contrato entre Knud y Avva en 1922: asegurar que la historia de Avva viva a través de la historia en el futuro cambiante, mucho tiempo después de que haya sido callado en su propio tiempo. Borrando los límites convencionales entre la memoria y la realidad, ficción y documental, cine y video, pasado y presente, los Diarios de Knud Rasmussen compromete a la Alta Definición como un vehículo para viajar en el tiempo, una máquina en beneficio de la humanidad.

 

Más allá de la Casa de Arte: un evento nacional

En 2002 Atanarjuat: el corredor veloz fue una sorpresa internacional de absoluto éxito. En los Estados Unidos ganó $3 millones de dólares en su mayor parte en cines muy reconocidos, incluyendo 18 semanas en el periódico Sunshine de Nueva York; y, se extendió a la versión en DVD por Columbia Tristar Home Entretainment. Atanarjuat fue ganadora de premios en 19 festivales incluyendo el Camera d’or en Cannes 2001, 300,000 boletos vendidos en Francia, $1.3 millones de ganancias en Canadá; y, fue categorizada por los críticos y los admiradores, en 7.5/10 o mejor, en todos los polos (ver www.metacritic.com).

Cuatro años después Los Diarios de Knud Rasmussen se presenta para el público comprometido de Atanarjuat: el corredor veloz. Zacharias Kunuk es ahora un cineasta conocido que cuenta con un público leal. La noche del 7 de septiembre, Los Diarios abrió el Festival Internacional de Cine en Toronto proveyendo a la película con un lanzamiento de alto perfil en una oleada de publicidad positiva, curiosidad critica, así como un público expectante de su estreno en Canadá(29 de septiembre) por la distribuidora más grande Canada Alliance Atlantis MPD. En Estados Unidos se estrenó a principios de 2007. Los Diarios, de 112 minutos, es una hora mas corta que Atanarjuat, lo cual permitió a los cines exhibirla 3 veces en una noche y no sólo dos.

La campaña de publicidad de la película combina la creación de un público fuerte en el Internet con una organización de raíz en las comunidades indígenas, tomando en cuenta el significado que la película tiene para el público indígena y la importancia de quién cuenta la historia y quién la escucha.

En proyecciones especiales de Los Diarios, exposiciones y otros eventos, frecuentemente se señalan los dos grupos de espectadores que tiene la película y la manera en la que ésta compromete a ambos con un nuevo cambio de paradigma: cómo y para quién se cuentan las historias en el cine. El reto que la película implica en la manera convencional de pensar, genera una discusión acerca de cómo las historias nacionales de distintas problemáticas, frecuentemente distorsionadas por estereotipos y clichés, pueden ser representadas con honestidad y dignidad por más de uno de los grupos, por más de un lado de la historia.

En Canadá, por ejemplo, los eventos especiales pueden ser:

  • La proyección en la noche de gala del 7º Festival anual de cine ImagineNATIVE en Toronto, el 21 de octubre. Para reflejar un público diferente en un contexto diferente el TIFF abre seis semanas antes. Además, el evento estará acompañado por una proyección especial de Atanarjuat: el corredor veloz y de talleres y paneles de discusión de “Cómo utilizar el cine como una manera de retomar la Memoria y la Historia Perdidas”.
  • Una exposición de arte que muestre una retrospectiva de la manera en Isuma ha hecho cine en las últimas dos décadas. Empezando en La Galería de Arte de la Universidad de Toronto y de Mississauga; en la Galería de Arte de Edmonton; y, siguiendo con una gira de la exposición en el 2006 – 2007 alrededor del mundo.
  • Proyecciones especiales de Los Diarios y Atanarjuat en otros museos grandes como National Gallery, Vancouver Art Gallery, Winnipeg Art Gallery, Glenbow Museum, entre otros, acompañadas por paneles de discusión en los que se invite a artistas, cineastas, académicos y políticos indígenas, así como burócratas de cultura indígena, que discutan cómo el arte y la cultura pueden cambiar la manera que Canadá tiene de relacionarse con las comunidades indígenas.
  • Una proyección especial de Los Diarios en el Museo de Civilización de Ottawa, co-auspiciado por el Gobernador General de Canadá y el Dr. David Suzuki, en honor a la memoria de los niños indígenas que fueron afectados o apartados de su cultura por el sistema de escuelas residenciales de Canadá .
  • Involucrar a periodistas de los periódicos y revistas con mayor distribución en el tour de proyecciones de Los Diarios, seguido por proyecciones de la película en las comunidades del norte de Canadá que lleven a una serie de artículos en donde se expongan las condiciones en las que viven las comunidades indígenas de Canadá en el 2006 y la reacción a la película de los espectadores indígenas.
  • Un equipo de cineastas viajando con el Tour de Los Diarios que produzcan una serie de televisión de 30 minutos que sea transmitida semanalmente por IFN u otros canales importantes, y simultáneamente trasmitido por WEBCAST en Alliance Atlantis, Isuma u otros patrocinadores de sitios Web.
  • Publicar el guión de Los Diarios de Knud Rasmussen en Inglés, Francés e Inuktitut, acompañado por una colección de trabajos escritos por estudiantes, activistas y artistas contemporáneos, acerca de la Historia, la memoria y el uso de la Alta Definición en la comunidades indígenas.

 

2007 es el Año Polar Internacional. Los Estados Unidos y otros territorios nacionales tendrán una oportunidad para desarrollar sus propios festivales, museos, paneles de discusión y conseguir celebridades que los apoyen. Isuma Distribution International cuenta con un equipo de organizaciones indígenas con experiencia que pueden ayudar a distintas instituciones y patrocinadores, formando parte de estos eventos, en la creación de eventos locales en distintos países como parte de una reflexión global en torno a la Historia y la Memoria para los indígenas de hoy.

El contenido de Los Diarios de Knud Rasmussen está filmado y es proyectado en Alta Definición respondiendo a varios intereses: derechos humanos, espiritualidad, globalización, protección al medio ambiente, cine y estudio de las comunidades indígenas. Contiene una película cuyos espectadores pueden encontrarse y conectarse a través del innovador uso de los sitios Web a nivel mundial. La creación de un grupo de espectadores por Internet ha sido un éxito para documentales temáticos (como por ejemplo “Una Verdad Inconveniente” de Al Gore) que han utilizado la Red de Internet para ubicar a un “grupo de espectadores con intereses en común”. Los Diarios lleva este poder de contenido-distribución de convergencia electrónica a un tipo de drama serio, contando una historia humana de una cambio cultural sísmico que impacta la historia mundial en formas que todavía no entendemos. Como una película en Alta Definición, hecha para proyectarse en Alta Definición, Los Diarios anticipa el advenimiento de una tecnología que conectará directamente a la nueva generación de Alta Definición (HD) - reproductores de DVD con el Internet, permitiendo a los espectadores hacer un vínculo entre las películas en HD-DVD y el rico contenido de los sitios WEB.

El público indígena de Atanarjuat se pasó por alto en la mayoría de los territorios. Las comunidades indígenas necesitan su propio programa de P&A (People and Arts, programa de televisión que difunde básicamente programas de estilos de vida de distintas personas y arte); necesitan publicidad que de en el blanco; publicidad de mano en mano; organización política y proyecciones especiales. Isuma Distribution trabajará con coordinadores locales para organizar al distinto público de los centros de amistad indígena, programas de estudio indígena en colegios y universidades, y organizaciones locales de política, arte y cultura, público que necesita estar en contacto con la gente que pertenece a estas redes indígenas.

 

Conclusión

A 514 años de la llegada de Colón, el 80% del mundo indígena sigue viviendo en comunidades rurales aisladas fuera del alcance de la red convencional de distribución de películas. El público indígena es virtualmente invisible y se encuentra excluido de los servicios de comunicación contemporáneos. El público indígena a nivel mundial no tendrá influencia en la industria global del cine, sino hasta que pueda contribuir a la ganancia bruta del cine que dirige las prioridades de los medios de comunicación contemporáneos.

El advenimiento de la Alta Definición hace posible, por primera vez, llevar películas a las comunidades que están fuera del circuito de 35mm. Somos una distribuidora pionera en el uso de tecnología digital de Alta Definición portátil y de bajo costo para proyectar películas (Los Diarios y una selección de otras películas indígenas) a un público que paga, en gimnasios de escuelas, centros comunitarios, en comunidades aisladas a lo largo de Canadá, Estados Unidos y el mundo. Las distintas proyecciones de la gira de la película son llevadas a cabo por un equipo de IDI compuesto por algunos de los actores principales de las películas de Isuma y algunos técnicos.

El equipo de proyección portátil de Alta Definición con el que cuenta IDI tiene un costo de menos de 10 mil dólares. Instalar algunos de estos equipos de manera permanente en una selección de comunidades es construir una infraestructura que permitiría la distribución continua de películas indígenas, independientes y de pantalla grande, permitiendo participar al público indígena en el discurso digital-global emergente.

La campaña lleva el cine de la pantalla grande a uno de los mercados menos favorecidos a nivel mundial, una iniciativa tan sorprendente que atraerá la atención de la prensa a donde quiera que se lleve. El incremento de atención aumenta el público para películas como Los Diarios en cualquier plataforma, situando a la película como líder en un tipo de distribución que reúne nuevos públicos con nuevas tecnologías, mientras que ayuda a mejorar las condiciones de vida y los derechos humanos d las comunidades indígenas del siglo XXI.